URUGUAY
TANNAT

Uruguay Tannat

La tannat es una uva tinta que ha crecido históricamente en el suroeste de Francia. En la actualidad es una de las uvas más importantes de Uruguay, donde se considera la “uva nacional”.
Los vinos de tannat producidos en Uruguay son muy diferentes en sus características de los vinos de la Apellation d’Origine Controlée (AOC) Madiran, por tener un cuerpo más ligero y menos taninos.

Su suelo arcilloso y el equilibrado régimen de sol, lluvias y temperaturas son óptimos para el crecimiento de los viñedos, que sin necesidad de riego descansan en tierras de topografía levemente ondulada. En el país hay 190 bodegas y cerca de 7.000 hectáreas de viñedos.

El clima uruguayo tiene una influencia marítima parecida a la de Burdeos. La intensidad luminosa es similar a la de Argentina y Chile, aunque con la influencia refrescante de los vientos oceánicos.

Los vinos que aquí se logran son generalmente más bajos en alcohol porque en su maduración morfológica la uva alcanza entre un 12-12,5% de potencial de alcohol, y un buen balance natural entre acidez y fruta. Sus taninos están presentes pero en forma suave.

 

Uruguay ha obtenido numerosos reconocimientos internacionales por sus vinos de gran calidad, armoniosos y elegantes. La estrategia de la vitivinicultura uruguaya es calidad y no cantidad.

La variedad tinta Tannat fue introducida en Uruguay alrededor de 1870 por inmigrantes vascos, transformándose luego en la cepa insignia nacional, perfectamente adaptada a nuestro suelo y clima. Considerada una uva exótica, su demanda crece rápidamente.

Aproximadamente un tercio de la superficie de viñedos de Uruguay es de Tannat, por eso es el único productor en el mundo donde se cultiva una cantidad mayor que en su tierra de origen: Madiran, en el suroeste de Francia. El Tannat posee gran estructura, cuerpo y color. Es un vino potente, ideal para acompañar carnes, especialmente asadas.

El vino Tannat, consumido moderadamente, es beneficioso para la salud. Es la variedad que contiene los niveles más altos de polifenoles que aportan Resveratrol, de efecto antioxidante que reduce el colesterol LDL, y Procianidinas oligoméricas, potentes protectores cardiovasculares por su efecto vasodilatador y que incrementan la oxigenación de los glóbulos rojos.

Las bodegas uruguayas elaboran vinos Tannat tranquilos con o sin crianza en barricas de roble. Su complejidad y sólida estructura permite la elaboración de cortes con otras variedades, entre ellas Cabernet Sauvignon, Merlot, Cabernet Franc, Syrah, Malbec, Petit Verdot, e incluso Viognier. A partir de Tannat también se elaboran espumosos, licorosos y aperitivos.