Un inicio desafiante un final para celebrar - Zafra 2014 2015
Publicado el
29 de Abril de 2015
por
Pizzorno Blog

 

Un inicio desafiante un final para celebrar.

Descripción de la zafra 2014-2015 en Bodega Pizzorno

 

Probablemente el 2015 sea recordado cómo uno de los mejores años de la década, debido a las condiciones climáticas favorables de este último verano, que nos permitieron elegir las uvas de mayor calidad que pudieramos imaginar, dificilmente comparable en los últimos años. Compartimos con ustedes, la opinión calificada junto a una reseña de la zafra 2014 2015 elaborada por el Ingeniero Agrónomo Nestor Merino, integrante del equipo de Pizzorno Family Estates y Master en Vitivinicultura. También escribe Carlos Pizzorno, Enólogo y director de Pizzorno Family Estates.

 

 

 AGOSTO


La brotación llega muy temprano.
Gracias a un mes de agosto con temperaturas marcadamente superiores a lo normal, la brotación de la vid se anticipó 15 días con respecto a los registros históricos, observándose en varias parcelas de nuestros viñedos la aparición de yemas brotadas a partir del 20 de agosto.


Ese adelanto comenzó a plantearnos una zafra desafiante en varios aspectos, en particular en lo que respecta a las tareas de inicios de estación, donde prontamente a la finalización de la poda invernal se comenzaron a suceder las tareas de desbrotes, manejo de suelos, control fitosanitario, etc.
Por otra parte ese adelanto siempre es esperanza de un ciclo largo para la vid, presagiando, si las condiciones climáticas lo permitían a futuro, alcanzar una óptima madurez incluso de nuestras variedades más tardías: Arinarnoa, Cabernet-Sauvignon y Petit Verdot.
Una primavera generosa para la vid, intensa en trabajo para el viticultor y su equipo.
Los meses de setiembre a noviembre, en el transcurso de los cuales la vid desarrolla la casi totalidad de su crecimiento vegetativo y define el potencial productivo, se caracterizaron por continuar con temperaturas medias y precipitaciones superiores a lo normal, teniendo como resultado en nuestro viñedo un ciclo que continuó con la precocidad que se presentó desde la brotación y un crecimiento de los brotes de la vid que permitió alcanzar tempranamente un desarrollo vegetativo muy adecuado para asegurar un alto potencial de madurez de las uvas.

 


Un rápido desarrollo vegetativo asociado a importantes precipitaciones requirieron de nuestra parte y de nuestro equipo de trabajo en el viñedo, una muy importante atención a la realización de todas las tareas del viñedo, muy focalizado a maximizar la calidad del manejo del follaje con tareas intensas de conducción de los brotes, deshojes de la zona de los racimos dirigidos a maximizar la iluminación y ventilación de los mismos, etc.

 


Nuestra vendimia finalizó el 24 de marzo con la cosecha de la variedad Arinarnoa en niveles de madurez pocas veces obtenido para esta variedad particularmente tardía.
En bodega, logramos maceraciones largas con excelente extracción, color intenso y taninos maduros.Con una materia prima de tan buena calidad logramos post maceración de 15 a 20 días, para nuestros vinos de guarda.

 

 

 


 

 

ENERO


El verano comienza a prepararnos hacia una gran vendimia.
Marcando el claro adelanto de la zafra, en los primeros días del mes de diciembre los primeros granos de nuestras variedades más tempranas Pinot noir y Chardonnay comenzaron a mostrar la llegada del enero (inicio del proceso de madurez de las uvas).

 


Este mes presentó a diferencia de los anteriores precipitaciones por debajo de lo normal, muy buena radiación solar y temperaturas perfectamente asociadas al histórico climático.
A nivel del viñedo las tareas se dirigieron a finalizar las tareas de deshojes, conducción de los brotes y raleos de racimos buscando optimizar la distribución de los mismos y su equilibrio con el follaje de viñedo.
Entrado el 2015, el mes de enero se comportó de forma muy similar al de diciembre, con precipitaciones algo superiores, asegurándonos la continuación de un proceso muy adecuado de madurez y un nivel hídrico en el suelo que a futuro asegurará la óptima madurez de las uvas.
Hacia fines de este mes comenzamos con nuestra vendimia de las variedades más precoces destinadas a la elaboración del Espumoso Natural: Pinot noir y Chardonnay.

 

FEBRERO


Un mes de febrero para recordar.
Al tratarse de una zafra muy precoz, la finalización del período de maduración y cosecha de importantes variedades de nuestro viñedo, Sauvignon Blanc la primera semana, luego, Pinot Noir,Merlot, Malbec e incluso el Tannat destinado a maceración carbónica transcurrieron durante el mes de febrero.
Las condiciones climáticas excepcionales de la totalidad de este mes, las cuales podrían ser catalogadas como Mediterráneas, con ausencia casi total de precipitaciones, permitieron alcanzar la madurez total de las uvas con una muy buena asociación entre la madurez tecnológica (azúcares, ácidos), polifenólica (taninos, antocianos) y aromática.

 

MARZO

 


Marzo, la finalización de una gran vendimia.
En el transcurso de este mes, que continuo mostrando un clima muy favorable a la madurez, se realizó durante los primeros 10 días, la cosecha de todo el resto del Tannat, en particular aquellas destinadas a nuestros vinos Reserva e Icono (PRIMO). Las uvas de esta variedad mostraron un nivel de madurez fenólica histórico, en particular a nivel de las semillas.
A la cosecha de Tannat la sucedió el Cabernet-Sauvignon con niveles de maduración comparables a la anterior, con uvas muy maduras, concentradas y frutadas.
Nuestra vendimia finalizó el 24 de marzo con la cosecha de la variedad Arinarnoa en niveles de madurez pocas veces obtenido para esta variedad particularmente tardía.
En bodega, logramos maceraciones largas con excelente extracción, color intenso y taninos maduros.Con una materia prima de tan buena calidad logramos post maceración de 15 a 20 días, para nuestros vinos de guarda.

 

 

Por Nestor Merino y Carlos Pizzorno.

 

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.